martes, 17 de junio de 2014

Hallan en Bañugues el muro del antiguo edificio religioso y tres restos óseos de la época medieval.

El viernes finalizarán las labores de campo, cuyas conclusiones pueden dar lugar a que se prorrogue el proyecto arqueológico en la zona de la playa.

Nicolás Alonso, Adolfo Rodríguez Asensio y José María Ovies,
ayer en la zona de excavaciones. / Pepe García-Pumarino
A falta de dos días para que concluyan los trabajos de campo en la necrópolis situada en el núcleo de La Ribera, los dos sondeos hechos confirman la importancia que guarda el yacimiento para el conocimiento de las antiguas culturas y pobladores de Bañugues. Los arqueólogos responsables de la excavación avanzaban ayer sus primeras hipótesis, que le transmitieron al director general de Patrimonio Cultural, Adolfo Rodríguez Asensio. Entre los hallazgos más relevantes se encuentra un muro de la antigua iglesia y tres restos óseos, todos ellos datados en la época medieval, además de algunas piezas de cerámica. El director de la excavación, Nicolás Alonso, explicó que el siguiente paso consistirá en la extracción de los restos óseos y profundizar algo más con los sondeos.

También se puede confirmar que el edificio religioso se construyó sobre una necrópolis profana que data de la época tardo-romana, de los siglos IV a V. Asimismo, suscita el interés del equipo la localización de los restos humanos en el interior de la iglesia, lo que hace pensar en una posible fosa común.

Detalle de uno de los sondeos en el antiguo muro de la iglesia. / Pepe García-Pumarino
«Yacimiento importante»

Toda esta información dará lugar a un proyecto que será evaluado por la Dirección General de Patrimonio Cultural. Una vez se realicen los correspondientes análisis, se decidirá si, por el interés de los restos encontrados, se continúa con los trabajos arqueológicos. Así lo detalló Rodríguez Asensio, quien puso de relieve que toda la ensenada de Bañugues «es un yacimiento de los más importantes de Asturias con una antigüedad superior a los 100.000 años».

Durante la visita que realizó ayer a la zona, acompañado del edil de Cultura, José María Ovies, y la presidenta de la asociación de vecinos El Pico, Esther García, subrayó que el cometido de su departamento «es el de la conservación del patrimonio arqueológico y su conservación». Así respondía a las demandas de los integrantes de la recientemente creada Asociación de Amigos de la Historia de Bañugues, que quieren que se levante un muro periférico para evitar la erosión del yacimiento. «Es competencia de otras administraciones», dijo.

El equipo de arqueólogos que trabaja en el yacimiento denominado ‘Traslaiglesia’ lo integran, además de Nicolás Alonso, Jesús Ignacio Jiménez Chaparro y Valentín Álvarez. El proyecto se inició el pasado 19 de mayo, impulsado desde la iniciativa vecinal con el patrocinio de la Dirección General de Patrimonio Cultural.