sábado, 7 de junio de 2014

La higiene bucal en la antigua Roma.

Relieve de un dentista y su paciente en la antigua Roma.
En la limpieza bucal se utilizaba el vinagre, los nitratos, la soda y el bicarbonato, si bien el dentífrico más utilizado era la orina, siendo la hispana, envasada en ánforas precintadas, la más cotizada y distribuida por todo el Imperio. Se utilizaban, además, cepillos dentales fabricados en madera, el dentiscalpium, e incluso existieron prótesis dentales fabricadas en hueso y en marfil.
Hay un curiosos poema de Cayo Valerio Catulo que dice que...
[...] en el país de Celtiberia, 
lo que cada hombre mea, lo acostumbra utilizar para cepillar 
sus dientes y sus rojas encías, cada mañana, 
de modo que el hecho de que tus dientes están tan pulidos 
solo muestra que estás más lleno de pis.