lunes, 3 de noviembre de 2014

Hallan en Pompeya cuencos que iban a ser cocidos en el momento de la erupción.

En Pompeya se han hallado decenas de vasos de arcilla preparados para ser cocidos // Vía MiBACT
Las excavaciones que siguen realizándose en la antigua ciudad de Pompeya continúan dando sus frutos y hoy se comunicó el hallazgo de hornos y decenas de cuencos de arcilla que estaban siendo preparados para ser cocidos en el momento en que el Vesubio comenzó su devastadora erupción en el año 79.

El descubrimiento fue comunicado hoy por la Superintendencia de Pompeya y el centro francés Jean Berard de Roma, que desde hace una década realiza excavaciones arqueológicas en el área de la necrópolis de Porta Ercolano.

Se trata de elementos arqueológicos de gran importancia, asegura la Superintendencia, ya que muestran el trabajo de los artesanos de la ciudad y documenta detalles fundamentales de la llamada “ars figulina”, o cómo se elaboraba la cerámica en los siglos I y II.

Los cuencos y otros hallazgos se han encontrado en tres de las “botteghe” (negocios) en las que se elaboraban los recipientes de arcilla y sobre los que se concentraban las excavaciones.

En uno de ellos se ha localizado una habitación cerca del horno, que se ha identificado como un espacio de trabajo para modelar los recipientes con cuatro tornos y vasijas con aún resto de arcilla en su interior, así como algunas herramientas.

En otra se han localizado dos hornos, de los que se han podido extraer algunos fragmentos de cerámica, mientras que en una tercera se han hallado decenas de recipientes preparados para ser horneados.

Estos se encontraban bajo algunos metros de ceniza y fragmentos arrojados durante la erupción del Vesubio y estaban preparados para ser cocidos en los hornos aquel mismo día, explican los expertos.

Se tratan de pequeños recipientes de paredes delgadas que servían para beber o para contener alimentos decorados con pequeñas incisiones y engobes, algunos de ellos con asas, y que fueron llamados “pignattini” por los primeros arqueólogos que exploraron el área en el siglo XIX.

La zona donde han sido encontrados estos recipientes es anexa al centro suburbano de Pompeya y además de servir como espacio funerario también tenían su sede algunos artesanos.

Vía: Euronews