martes, 3 de noviembre de 2015

Unas pinceladas de Vincent Van Gogh, 1853 - 1890

Van Gogh no fue reconocido como pintor hasta después de su muerte

'Campo cubierto de nieve con un carro' de Van Gogh 
Vincent Van Gogh, pintor holandés en las décadas  de finales de siglo XIX, marca una tendencia al impresionismo, el reconocimiento de sus obras no empezaron hasta unos años después de su muerte a raíz de una exposición organizada por el salón de los independientes, en nuestros días  Van Gogh es uno de los grandes genios de la pintura moderna donde sus obras reflejan el expresionismo, con esas pinceladas toscas características de sus obras de arte.

Asediado por sus sentimientos y a su fracaso como artista el 27 de Julio de 1890 Van Gogh se dispara en el pecho muriendo dos días más tarde sin haber cumplido los treinta y siete años y sin saber que sus obras alcanzarían en un futuro un enorme valor.

Esta obra 'Campo cubierto de nieve con un carro'  de Vincent Van Gogh es la derivación de un grabado realizado por  Aldred Delauna y a partir de una pintura de Français Millet, Van Gogh había admirado siempre a este artista francés, narrador de la vida de campo, Vincent interpreta un reflejo de la vida cotidiana de los campesinos, aunque en esta obra parezca más bien desierta aparecen restos de un carro abandonado, la puesta de Sol, así como pájaros negros que sobrevuelan el horizonte  nos recuerda a los paisajes románticos de siglo XX.

El campo se extiende hasta el horizonte, característica típica de los paisajes de Van Gogh, así evoca la eternidad, la cual se aprecia la ancha superficie de nieve que cubre tanto por su amplitud como por su colores, el campo parece confundirse con el cielo que lo cubre borroso por las nubes y la niebla, la pintura adquiere así una calidad casi monocromática a través de tonalidades grisáceas.

Autora| Ingrid Medrano Cortés