martes, 24 de mayo de 2016

Excavan en Marden Henge un monumento megalítico a la sombra de Stonehenge

Se inicia una investigación sobre la vida de los constructores del monumento megalítico de Stonehenge

Monumento megalítico de Stonehenge
La Universidad de Reading, en colaboración con el Consejo de Investigación de las Artes y las Humanidades de Inglaterra y con el Museo de Wiltshire, va a liderar un nuevo proyecto arqueológico encaminado a conocer mejor a la gente que construyó Stonehenge y otros monumentos megalíticos de la zona. Los investigadores de estas instituciones van a excavar en la zona del valle de Pewsey, en Wiltshire, al sur de Inglaterra, durante un período de tres años.

Situado entre los maravillosos monumentos prehistóricos de Stonehenge y Avebury, el Valle de Pewsey es una región arqueológica de gran importancia internacional que apenas se ha explorado. El proyecto está encaminado a investigar Marden Henge, el mayor recinto megalítico del Neolítico descubierto hasta la fecha en el Reino Unido. Cuenta con una superficie de 10,5 hectáreas y pudo ser construido sobre el 2400 a. C.

La expedición de los arqueólogos se centrará en la excavación de la superficie de la que se piensa que es una de las casas más antiguas de Gran Bretaña, una construcción del Neolítico que apareció durante unas excavaciones anteriores en la zona de la que hablamos. Las personas que levantaron y usaron este edificio seguro que vieron Stonehenge en su pleno apogeo, tal vez incluso ayudaron a transportar sus enormes ortostatos y a colocarlos en posición vertical.

Proceso de excavación del entorno de Marden Henge
Jim Leary, investigador del Departamento de Arqueología y director de la Escuela de Arqueología de Campode la Universidad de Reading, indicó que “esta excavación es el comienzo de un nuevo capítulo de la historia de Stonehenge y su entorno. El valle de Pewsey es un cofre del tesoro arqueológico, relativamente intacto,a la sombra de una de las maravillas del mundo”.Utilizando los últimos informes científicos, la excavación y la metodología científica necesaria, el proyecto podrá revelarnos una visión inestimable de la vida de los que fueron testigos de su construcción.

Según Leary, “Marden Henge se encuentra en una línea que conecta Stonehenge y Avebury, lo que nos plantea algunas preguntas interesantes como si compitieron los tres monumentos entre sí o fueron utilizados por las mismas comunidades,pero para diferentes ocasiones y ceremonias. Esperamos llegar a saberlo”.

Muchos de los ortostatos de Marden Henge están enterrados por el paso de los años, las siembras y otros factores. En excavaciones anteriores los arqueólogos trabajaron en sacar a la luz toda la estructura y en desvelar las incógnitas que rodean a esta misteriosa estructura prehistórica, pero ahora se pretender dar un paso más y conocer a la gente que lo construyó.

Monumento megalítico de Marden Henge
Algunas de las explicaciones que se barajan indican que los agricultores neolíticos levantaron esta clase de monumentos para realizar sacrificios junto a las grandes estructuras circulares, pero no es seguro. Lo cierto es que la finalidad que tuvieron estas estructuras aún se desconoce, aunque no son pocos los especialistas que creen que se utilizaban como especie de templos religiosos para la realización de diferentes rituales y/o como observatorio astronómico.

El valle de Pewsey no sólo es rico en arqueología neolítica, sino que alberga una gran variedad de yacimientos fascinantes de diferentes épocas históricas, como algunos asentamientos romanos, un pueblo medieval desierto y las huellas de unas tierras agrícolas de inundación post-medievales. En conjunto, con otras investigaciones a lo largo del río Avon, se desvelará el papel fundamental del entorno de este valle a lo largo de la historia.

Imagen| Blasting News