martes, 3 de mayo de 2016

Lorenzo Lotto: pintor, ilustrador y dibujante de la escuela veneciana

Lotto representa en numerosas obras la misma dama y se piensa que era fruto de su imaginación

'Una mujer veneciana vestida como Lucrecia' o 'Retrato de Lucrezia Valier', 1533 
London National Gallery
Entre todos los pintores venecianos del siglo XVI, lotto es el único que se dedicó a viajar lejos de su tierra natal. Creció en Venecia bajo el influjo de Giovani Bellini y de las obras de Antonello da Mesina y más tarde por la Marca, y conoció las obras de Melozzo que le hicieron comprender mejor la técnica de la perspectiva y la representación de figuras humanas en movimiento.

Su trabajo en las estancias de Vaticano (1509-1525), que no se han conservado, le sirvió como una muestra del prestigio. En Bergamo, comenzó un retablo monumental que fue encargado por el Conde Alessandro Martinengo-Coleoni, nieto del famoso condotiero Bartolomeo Colleoni y que terminaría en 1516. Pasó una época de mucha actividad, desde 1513 al 1525, y marchó para una breve estancia en las Marcas, donde recibió varios encargos de retablos que los pintaría durante su estancia en Venecia.

'Retrato de Micer Marsilio Cassotti y su esposa Faustina', 1523
Museo del Prado
Sus siguientes pinturas fueron en su mayoría murales. En 1524, pintó una serie de frescos con las vidas de santos, en Venecia una ciudad de gran riqueza y creciente popularidad, recibió muchos encargos para pinturas privadas, incluyendo diez retratos en sus pinturas religiosas. Lotto se deshizo de los modelos de composición tradicional y abandonó Venecia por estar a la sombra de su gran rival Tiziano.

En los siglos XVI y XVII, Lotto representa en numerosas obras la misma dama, en diferentes cuadros, con vestiduras nobles y ricas joyas. Se cree que dicha dama es fruto de la imaginación del pintor y que es la representación de Lucrecia, la esposa de Lucio Tarquinio. En el cuadro ”Una mujer veneciana vestida como Lucrecia”, con la técnica de óleo sobre madera, Lotto representa a Lucrecia con una ligera torsión del cuerpo, lleva en la mano izquierda un dibujo con un desnudo de una mujer que se atraviesa una daga y sobre la mesa la inscripción latina “Siguiendo el ejemplo de Lucrecia, que ninguna mujer sobreviva a su deshonra”. En referencia al color, esta obra es uno de los mayores logros de Lotto. El contraste entre los hombros iluminados y la riqueza de los tonos verdes y rojizos del vestido resalta con el fondo oscuro y apagado  del cuadro.

Imagen| Wikipedia