sábado, 19 de agosto de 2017

Cleopatra, la víbora del Nilo (II)

Cleopatra se hallaba bajo la vigilancia de Octavio César, ¿por qué?
  
‘La muerte de Cleopatra’, óleo de Juan Luna (1881)
Como veíamos en la entrada anterior, Cleopatra se hallaba bajo la vigilancia de Octavio César. Los centinelas que la custodiaban eran romanos. César quería a toda costa conservar la vida de la reina, para que figurase encadenada a su carro de triunfo en Roma, y había dado las órdenes más severas para que se ejerciera con su persona la mayor vigilancia. ¿Cómo es posible que la reina de Egipto se las ingeniase para tener, fuera de su dorada prisión, contactos con el campesino que le trajo los higos debajo de los cuales se ocultaba la víbora del Nilo?

viernes, 18 de agosto de 2017

Cleopatra, la víbora del Nilo (I)

Cleopatra, siempre preocupada por la belleza y la coquetería, tenía la obsesión de morir bella y escoger una muerte que no la desfigurase y que no alterase la tersura de su cutis 

Recreación de Marco Antonio y Cleopatra
Raramente se da en la Historia una situación tan dramática y novelesca como la muerte de dos amantes, aunque en este caso él, Marco Antonio, anduviera rondando los sesenta, y ella, la reina de Egipto, tuviera cincuenta cumplidos. Ambos estaban decididos a perecer: él, después de su último fracaso militar; ella, después de su última derrota femenina, en que trató de seducir también al joven Octavio César, como había seducido a Marco y al gran Julio.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Sacagawea, la mujer que guió a Lewis y Clark en su expedición hacia Oregón

Una joven shoshone ayudó a que el presidente Thomas Jefferson consiguiera un acceso desde el medio y este de Estados Unidos hasta el océano Pacífico

"Lewis y Clark navegando en el Columbia", pintura de Charles Marion Russell que representa la expedición en piraguas por río Columbia
Sacagawea (c.1780-1812), fue una mujer de la tribu nómada lemhi shoshone, que residía estacionalmente en la zona de Fort Lemhi, una misión mormona. A la edad de 11 años fue raptada junto a otras chicas de su tribu por un grupo de hidatsas. Fueron llevadas hacia el este, cerca de la actual Washburn, Dakote del Norte, y tratadas como esclavas.

martes, 15 de agosto de 2017

El misterioso mosaico ibérico de Cerro Gil

¿La diosa Astarté en un mosaico ibérico de La Manchuela conquense?

Posible representación de la diosa Astarté en el panel central del Mosaico ibero de Cerro Gil
En el Museo Arqueológico de Iniesta, en la comarca de La Manchuela, se exhibe el llamado mosaico de Cerro Gil. Se trata de un mosaico de casi 10 metros cuadrados, realizado con pequeños guijarros de cuarcita, rojos, blancos y grises, de diferentes tamaños: 3,5, 2,5 y 1 cm.

lunes, 14 de agosto de 2017

¿Qué error cometió el Rey de los Ladrones?

El Rey de los Ladrones se quitaba los zapatos, pasaba como Pedro por su casa, echaba el cerrojo y parapetaba la puerta para, como dijo en su día, «no ser molestado por los importunos»

En la foto, un miembro de los Apaches, una tendencia socio-criminal que atemorizó Francia, según algunos, desde comienzos del siglo XX
Monarca de voleurs, majestad de cacos y emir de rateros. Ese era Delarne, el Rey de los Ladrones para la prensa francesa de la época. Pero no trotaba ni gota de sangre real por las venas de este obrero tranquilo y elegante que pasó casi 14 de sus 27 años dedicándose al ladronicio por Seine et-Oise, en París. Con sorna, él mismo se definió de la siguiente manera para los gendarmes que le echaron el guante en 1904:

jueves, 10 de agosto de 2017

Enrique ‘el Navegante’, un gran explorador portugués del siglo XV

La expansión colonial de Portugal

Enrique ‘el Navegante’, un gran explorador portugués del siglo XV
El siglo XV es el tiempo de los grandes exploradores y conquistadores Hispanos. Entre todos, destaca la vertiginosa expansión colonial de Portugal, que se inició en este mismo siglo XV, con el fin de explorar la costa africana en busca de una nueva ruta hacia las Indias. El objetivo era evitar el paso por el Mediterráneo, sometido al control creciente de la flota turca, y también conseguir un metal precioso, el oro, que faltaba en Europa. Asimismo, las noticias de la existencia de un reino cristiano situado al sur de Marruecos estimularon las ganas de aventura de los exploradores lusitanos.