lunes, 13 de diciembre de 2010

Descubren una marmita con restos de sopa y huesos de hace 2.400 años.

Investigadores chinos hallaron una olla de 2.400 años con sopa y huesos dentro al excavar una tumba en Xi’an, en la provincia de Shaanxi, reportó hoy el diario Global Times.

Es un caldero trípode, de bronce, de 20 centímetros de alto y 24,5 de diámetro, que se remonta al año 475-221 antes de nuestra era. Fue descubierto a unos 300 metros de la tumba de Qin Shi Huang, el primer emperador chino.

Liu Daiyun, del Instituto de Arqueología de Shaanxi, señaló que “es la primera vez en la historia de las excavaciones arqueológicas chinas que se encuentra una sopa de hueso”. “Hemos contactado con instituciones especializadas para analizar sus ingredientes”.

Zhao Huacheng, vicedecano de la Facultad de Arqueología y Museología de la Universidad de Pekín, recomienda sin embargo no sacar conclusiones algunas antes de que haya resultados de una prueba definitiva, pues “puede ser un líquido diferente que se haya filtrado a la olla”.

La ciudad de Xi’an es una de las más antiguas de China y con mayor patrimonio histórico. Tiene más de 3.000 años y ha sido sede de viejas dinastías reales a lo largo de más de once siglos.

Extraído de Esencia 21