viernes, 27 de julio de 2012

Hallan nuevos restos humanos en la necrópolis de la finca de Son Real.



Las labores de recuperación que se están llevando a cabo desde hace cuatro semana en la necrópolis de Son Real, en Santa Margalida, serán recordadas durante mucho tiempo por sus descubrimientos. El equipo de siete arqueólogos que está trabajando en la necrópolis ha hallado cuatro nuevas tumbas que hasta ahora permanecían ocultas en la tierra y dentro de ellas tres restos humanos que se cree podrían tener 2.500 años.

Las cuatro tumbas han permanecido ocultas hasta día de hoy porque están situadas en las vías de circulación de la necrópolis y han aparecido al excavar para hacerlas más visibles. El equipo de arqueólogos que dirige Jordi Hernández está muy satisfecho con los hallazgos debido a que uno de los tres cuerpos que han sido descubiertos está en muy buenas condiciones y junto a él se ha encontrado un pequeño puñal. Bernat Burgaya, uno de los arqueólogos que ha participado en las tareas, asegura que "desde el 2007 no se habían hallados restos humanos en la necrópolis y no se tiene constancia del descubrimiento de una pieza tan singular como el puñal".

Según el responsable de la excavación, el arqueólogo Jordi Hernández, "se enterró al cuerpo junto al puñal para identificarlo, ya que cuando se entierra un cuerpo con una pieza determinada, en arqueología se conoce como ajuar, se hace para diferenciarlo del resto, en función de la labor que desempeñaba".


127 tumbas.

Los otros dos cuerpos que se han hallado están en peores condiciones, y en una de las tumbas no se ha encontrado nada porque el agua del mar penetró en ella y se llevó el cuerpo. Se prevé que esta semana finalicen las tareas de recuperación de la necrópolis y que los restos que se han encontrado sean trasladados al Museo de Mallorca. Con los nuevos descubrimientos ya son 127 las tumbas que hay en la necrópolis de Son Real. Hernández explica que los principales objetivos de la campaña de este año han sido "devolver la perspectiva que tenía la necrópolis en su época, retirando las capas de tierra que se había depositado tanto en las tumbas como en las vías de circulación y consolidar las estructuras para que puedan ser visitadas".


La campaña de este año ha sido sufragada íntegramente por el Ayuntamiento de Santa Margalida, que ha aportado 17.000 euros.



Extraído de Diario de Mallorca