jueves, 19 de julio de 2012

Nuevas evidencias del origen asiático de los primates superiores.


Un equipo internacional de investigadores ha anunciado el hallazgo del Afrasia djijidae, un nuevo primate fósil encontrado en Myanmar (Birmania) que brinda datos reveladores sobre un paso crítico en la evolución de antropoides del pasado.

El Afrasia, de 37 millones de años de antigüedad, se parece mucho a otro antropoide antiguo, el Afrotarsius libycus, descubierto recientemente en un yacimiento paleontológico de edad similar en un sector del desierto del Sahara en Libia. La gran similitud entre el Afrasia y el Afrotarsius indica que África fue colonizada por antropoides sólo un poco antes de la época de la que datan los fósiles encontrados de estos animales. Esta colonización de África fue un paso fundamental en la evolución de primates y humanos, porque sentó las bases para que posteriormente evolucionaran allí monos antropomorfos más avanzados, y finalmente los humanos.

Durante décadas, los científicos pensaron que la evolución de los antropoides tenía sus raíces en África. Sin embargo, hallazgos de fósiles más recientes en China, Myanmar y otros países asiáticos están haciendo cambiar de opinión con rapidez a la comunidad científica sobre la cuestión de dónde evolucionó originalmente este grupo de ancestros distantes de los humanos. El Afrasia es el último de una serie de hallazgos fósiles que están trastocando el concepto de que África fue el punto de partida de la evolución de los primates antropoides.

Los paleontólogos han estado divididos respecto a exactamente cómo y cuándo viajaron de Asia hasta África los antropoides asiáticos tempranos. El viaje no pudo ser fácil, porque el Mar de Tethys, una versión más extensa del Mediterráneo moderno, separaba a África de Eurasia en aquel entonces.

Aunque el descubrimiento del Afrasia y la subsiguiente investigación realizada por el equipo del paleontólogo Christopher Beard del Museo Carnegie de Historia Natural, en Pittsburgh, Pensilvania, Estados Unidos, no determinan la ruta exacta seguida por los antropoides tempranos para llegar a África, sí sugieren que el evento de colonización se produjo con suma rapidez, sólo un poco antes de la época de la que datan los primeros fósiles de antropoides presentes en el registro fósil africano.

En el equipo de investigación también han trabajado especialistas de Myanmar, Tailandia y Francia, incluyendo a Jean-Jacques Jaeger de la Universidad de Poitiers en Francia.