lunes, 5 de noviembre de 2012

Museo Maya de Cancún una nueva ventana para mostrar la riqueza cultural de México.

El Museo Maya de Cancún abrió ayer sus puertas para mostrar el esplendor de esta civilización mesoamericana y convertirse en una "ventana" para que los miles de turistas que llegan a este balneario mexicano visiten otras zonas arqueológicas de la región.

Museo Maya de Cancún, una nueva ventana para mostrar la riqueza cultural de México.
El recinto, ubicado dentro de la zona arqueológica de San Miguelito, en plena zona hotelera de esta ciudad turística del Caribe mexicano, tiene un acervo de unas 3.500 piezas que van del periodo Preclásico hasta después de la Conquista española.

Sin embargo, solo se expondrán permanentemente 400 piezas, desde platos y vasijas hasta el esqueleto de una mujer con 10.000 años de antigüedad, extraído del cenote de Las Palmas en 2002 y que supone una de las evidencias más antiguas de la presencia humana en la Península de Yucatán.

Construido en un terreno de 85.000 metros cuadrados, considerado el único pulmón verde del balneario, el nuevo museo cuenta con tres salas: dos permanentes (Quintana Roo y Maya) y una temporal, que suman 1.350 metros cuadrados construidos a ocho metros sobre el nivel del suelo para evitar inundaciones.

Se trata de la obra "más importante" del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) después de la construcción del Museo Nacional de Antropología en 1964 y del Museo Templo Mayor en 1987, dijo a Efe la delegada de esa institución en Quintana Roo, Adriana Velázquez.

El 80 % de las piezas que se encuentran en la sala Quintana Roo nunca se habían exhibido, señaló la antropóloga, al explicar que fueron halladas durante más de 25 años de trabajos en más de 15 zonas arqueológicas.

Se trata de la historia de los mayas que habitaron la parte oriental de la península de Yucatán, una zona que por su lejanía y características naturales quedó aislada del dominio español y cuya arqueología se había presentado dispersa en distintos museos, apuntó.

Entre las piezas destacan "un punzón sangrador" del conquistador de la ciudad maya de Tikal del siglo VI o el "Plato Blom", que cuenta la historia de los Héroes Gemelos. Además, hay una colección "muy importante" de cerámica, de objetos de jade y funerarios.

La sala Maya exhibe piezas de zonas arqueológicas de la península de Yucatán como Chichén Itzá, esculturas fundamentalmente, y una colección de portainciensarios de Palenque.

Este espacio presenta la diversidad de regiones que conforman el área maya, de casi 300.000 kilómetros cuadrados, que abarcan el sureste de México, Belice, Guatemala, El Salvador y parte de Honduras.

El museo abre con la exposición temporal "Rostros de la divinidad", que reúne importantes ajuares funerarios hallados en los sitios mayas que muestran "cuáles eran las visiones de la muerte y del paso al inframundo" de esa cultura, dijo Velázquez.

En el acto inaugural, el presidente Felipe Calderón se declaró un "amante de la cultura maya", que describió como "la más deslumbrante" de Mesoamérica, y aseguró que éste será uno de los museos más visitados de México con una afluencia de un millón de personas al año.

Señaló que esta es una de las obras más importantes de su sexenio en el ámbito cultural y adelantó que será todo "un éxito turístico", pues diversifica este destino de "sol y playa que ha sido tan exitoso con un lugar arqueológico verdaderamente privilegiado".

En opinión de Velázquez, este museo busca "ser una ventana" para que los miles de visitantes internacionales que acuden a Cancún vayan a otras zonas arqueológicas de la región y acercarse al público local, que sirva "como herramienta de identidad y de estudio para estudiantes de todas las edades".

Sobre la obra arquitectónica, que requirió una inversión de unos 18 millones de dólares, dijo a Efe que tiene "un diseño moderno, muy vanguardista, muy respetuoso del medio ambiente y del contexto arqueológico en el que se encuentra".

Todas las instalaciones del museo están equipadas con nuevas tecnologías, con elementos multimedia como pantallas táctiles que hacen más interesante la visita, y modernos sistemas de seguridad y de control de temperatura y humedad para la conservación de las colecciones.

Es un edificio "muy seguro" dado que está en una zona de paso de huracanes, señaló la antropóloga, quien comentó que también hay un área de resguardo de bienes patrimoniales con contenedores de alta compactación para proteger las piezas ante una emergencia, así como talleres de restauración.

También ayer fue abierto el sitio prehispánico de San Miguelito, el asentamiento maya más importante de la zona, donde fueron hallados 47 entierros y alrededor de 40 edificaciones, de las cuales 14 fueron restauradas para que puedan ser visitadas.


Vía: La Razón