sábado, 2 de marzo de 2013

El fémur encontrado en la Cueva del Ángel es de un pre-neanderthal.

Tomografía del fémur encontrado en la Cueva del Ángel.
El presidente de la Fundación "Cueva y Sima del Ángel"  y director de la excavación, Cecilio Barroso, ha anunciado esta mañana de forma oficial la noticia apuntada en el pasado mes de agosto por LucenaHoy del descubrimiento de los primeros restos humanos en la sima de la Cueva del Ángel. Se trata de un fémur de unos 15 centímetros de longitud, perteneciente a un "Homo Heidelbergensis", antecesor del Neanderthal cuya antigüedad es aún mayor que los restos de industria lítica encontrados en la cueva durante los sucesivos años de excavación. El "Heidelbergensis" es una especie del género Homo, que surgió hace más de 600.000 años y perduró al menos hasta hace 250.000 años.

Barroso ha revelado, además, que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía aún no ha concedido el permiso para la realización de una nueva excavación arqueológica en la cueva, a pesar de que la administración andaluza comunicó al consistorio lucentino que dicha autorización ya estaba realizada. De hecho, Barroso ha mostrado a este medio la nueva petición de autorización, sustanciada el pasado día 13 de enero. No obstante, el concejal de Cultura y Patrimonio, Manuel Lara, señaló que "estamos seguros de que no habrá problemas para llevar a cabo la excavación este año".

Según explicó el director de la excavación, en marzo llegará hasta Lucena un amplio equipo de investigadores procedentes del Instituto de Paleontología Humana de París y las excavaciones de Atapuerca y Tautavel (Francia), que realizarán nuevos estudios sobre el potencial de la cueva, que Barroso ha insistido en catalogar como "una de las más importantes del mundo en su género".

Barroso ha reiterado el convencimiento de todo el equipo de que la sima de la cueva fuese utilizadas como vertedero de la comunidad de los homínidos que habitaron la caverna exterior, a la que los investigadores denominan "cuevecilla". Según Barroso, "en la cueva del Ángel vivieron a lo largo de 200.000 años y de forma permanente entre 60.000 y 80.000 homínidos, como lo demuestra el hallazgo de un hogar con 2,65 metros de cenizas y tres metros de diámetro, sobre el que se prepararían los alimentos, y que es único en su género en todo el mundo". 

Cecilio Barroso realizaba estas declaraciones durante una rueda de prensa en la que se ha anunciado la celebración en el Palacio de los Condes de Santa Ana durante el fin de semana de la XXXIII Reunión de Campo de Grupo Andaluz de AEQUA –Asociación Española para el estudio del Cuaternario– en la que participarán unos treinta especialistas.  En el transcurso de las jornadas se sucederán las conferencias de Manuel Lara Cantizani  sobre el tema "Lucena, un modelo de gestión del Patrimonio Arqueológico" y Cecilio Barroso Ruiz, sobre "La cueva del Ángel como hábitat de los achelenses en la provincia de Córdoba" y visitas a elementos del patrimonio local como la necrópolis judía, la basílica paleocristiana de Coracho, el Museo Arqueológico y Etnológico, la cueva y la sima del Ángel o la factoría alfarera romana de Los Tejares.

Vía: Lucena Hoy