jueves, 7 de noviembre de 2013

Se localiza en Japón la huella de un casco de hierro en el cráneo de un guerrero del período Kofun.



En Japón se está llevando a cabo, desde hace tiempo, unas excavaciones arqueológicas en un yacimiento arqueológico muy peculiar. Se trata de Kanai-Higashiura, un lugar que fue enterrado por cenizas de un volcán en el siglo VI d.C. Un equipo de arqueólogos descubrió, el año pasado, los restos de un hombre que estaba parcialmente vestido con una armadura. En la actualidad se le ha practicado un estudio tomográfico adicional y se ha comprobado que también pudo haber llevado un casco de hierro que le cubría la cabeza y el cuello, y que tenía protectores para la cara.

En palabras del investigador Toshiyuki Uchiyama, del Centro de Investigaciones Arqueológicas de la Fundación Tochigi Miraizukuri, "es muy posible que los restos sean de un casco que se utilizaba en el período Kofun, por lo que sería el primero confirmado en el país". Así que, efectivamente, esta es la primera ocasión en la que encuentra una armadura del período Kofun puesta en su propietario, y no formando parte de algún ajuar funerario, como las encontradas hasta ahora.