jueves, 7 de noviembre de 2013

Se recompone un colorido collar mortuorio de cartonaje de una momia tebana.

En la imagen apare el collar de 2300 años de antigüedad de una momia tebana. Los
halcones de las esquinas superiores simbolizan al dios Horus, mientras que el "Ba-pájaro"
de la parte central superior representa el alma inmortal de la momia fallecida.
Los especialistas han restaurado los fragmentos de un collar egipcio encontrado en una tumba de Tebas. El collar, de más de 2300 años de antigüedad, estaba elaborado con cartonaje y decorado con colores muy brillantes. Se piensa que el adorno se fabricó para darle un uso sólo después de la muerte.

Asimismo, se constata que otros muchos fragmentos de cartonaje que se han recuperado de la tumba, con antigüedades de hasta 3.300 años, habían sido reutilizados en varias ocasiones. Según Susan Redford, profesora de la Universidad del Estado de Pensilvania (EE.UU.), "estas piezas podrían oscilar entre el tamaño de una mano y el de una pequeña moneda. Es como recomponer un rompecabezas gigante". Por último, un sello de arcilla hallado cerca de los fragmentos del collar, curiosamente, sugiere que el enterrador se encontraba entre los difuntos de la tumba tebana.