jueves, 23 de enero de 2014

Monte Albán, en la cima del mundo.

Monte Albán, Oaxaca.
Especialistas en patrimonio mundial coincidieron que Monte Albán, Oaxaca,  sitio inscrito en la lista de la UNESCO, tuvo el mejor manejo del planeta  por encima de Herculano, Italia; las cuevas con pintura prehistórica de Pech Merle, Francia; la Ciudad Prohibida de China; el Taj Mahal en la India, y el Valle de los Reyes, en Luxor, Egipto, entre otros.

Según los expertos de la UNESCO, dicha zona arqueológica, con su juego de pelota, tumbas, templos e inscripciones jeroglíficas resulta un complejo asombroso, ubicado en una de las áreas arqueológicas más estudiadas en el mundo.
El panel calificador estuvo conformado por Tim Champion, profesor emérito de arqueología de la Universidad de Southampton, Inglaterra, quien también es vicepresidente del Instituto Real de Arqueología y miembro del Comité Inglés del Consejo del Patrimonio; Henry Cleere, consultor patrimonial independiente, quien fue presidente de Patrimonio Mundial en el ICOMOS por muchos años y director del Consejo Británico de Arqueología, así como Annabel Lawson, fundadora y directora de la revista Travel y especialista en recorridos arqueológicos realizados desde hace 27 años.
Los tres sinodales elaboraron un sistema de calificación para el manejo de los sitios de patrimonio mundial, en el que cada especialista emitió su juicio de manera individual siguiendo una escala del 1 (pobre) al 5 (excelente), tomando en cuenta 25 diversos criterios entre los que se contó el significado histórico de cada lugar, la presentación y nivel de preservación, la experiencia y accesibilidad del visitante y la comodidad vacacional de la región circundante.
Los estándares que tomaron en cuenta para su calificación fueron las reacciones que provoca en los visitantes, el impacto del paisaje, el rango o cantidad de artefactos históricos y el grado de conocimiento y comprensión que ofrece a los turistas.
Monte Albán fue calificado con la mayor puntuación, de 79 por ciento. Los resultados fueron publicados recientemente en Travel, revista especializada en turismo.
Un sitio emblemático a nivel mundial.
De acuerdo con la arqueóloga Nelly Robles García, artífice del Plan de Manejo del sitio oaxaqueño y directora del Proyecto Conjunto Monumental Atzompa, el hecho de que Monte Albán entrara en competencia con lugares emblemáticos y de valor patrimonial del orbe, y además resultara el mejor calificado, es un estímulo para el equipo que por varios años ha llevado a cabo el proyecto de investigación, conservación y difusión de la zona arqueológica.
“Lo que publica Travel ofrece una idea de cómo estamos posicionados a nivel internacional; es muy importante porque nos va dando la pauta de que el trabajo que se está haciendo es adecuado, en el sentido de que el Plan de Manejo se ha elaborado a la medida de Monte Albán”, dijo Nelly Robles.
La arqueóloga mexicana refirió que ya son más de 20 años de gestión y trabajo con comunidades, de hacer además arqueología y conservación a la par para mantener un equilibrio en el sitio. “Desde 1964, en la Carta de Venecia la UNESCO especificaba que era necesario buscar el equilibrio entre la conservación y el uso del sitio, por lo tanto, creo que Monte Albán es un buen ejemplo de esa búsqueda constante”.
Nelly Robles comentó que la zona arqueológica recibe aproximadamente 700 mil visitantes por año, cifra que la ubica en quinto lugar dentro de los 184 sitios abiertos al público en todo el país por el número de visitas, “sin embargo, en el terreno de la responsabilidad, su correcto manejo debe tender a identificar las capacidades de carga, que es en lo que estamos trabajando. Urge establecer las capacidades para cada espacio de Monte Albán, porque no es lo mismo la plaza principal que un templo o que una tumba”.
El panel de jueces advirtió que si bien hay más de 960 sitios en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, muchos de los históricamente importantes se han vuelto sombríos  por la cantidad de gente que llega a recorrerlos, aunado a un pobre manejo, problemas sanitarios y de accesibilidad, y el exceso de concentración de visitantes en algunas áreas.
Para emitir las calificaciones, hicieron énfasis particular en la experiencia de los visitantes, incluido el grado con el que pueden explorar libremente y aprender por su propia cuenta sin tener que enfrentar vicisitudes para regresar mejor informados e involucrados físicamente con el sitio; también se utilizó como criterio si el mantenimiento de la zona es ambiental y culturalmente sustentable.
Los críticos revisaron sus calificaciones individuales, debatieron sobre los desacuerdos y llegaron a un consenso. Las calificaciones de los consensos particulares de cada especialista fueron conjuntados para formar un porcentaje total. Después de un día de debate eligieron aquellos que ofrecen una experiencia más íntima y confortable.
Debajo de Monte Albán, los sitios que obtuvieron calificaciones más altas son Avebury, Wiltshire, Inglaterra (78 por ciento) y Herculano, Italia (76 por ciento). Después de los tres primeros lugares, los mejores calificados son: la Ciudad Prohibida de China (74 por ciento); Angkor, Camboya (73 por ciento); Taj Mahal, India, (72 por ciento); Petra, Jordania (67 por ciento); el Valle de los Reyes en Luxor (66 por ciento) y las pirámides de Giza en Egipto (64 por ciento).
Para la arqueóloga Nelly Robles, esta calificación permite tener una idea del impacto que está reflejando el trabajo del INAH en Monte Albán a nivel mundial, mismo que obliga a redoblar los esfuerzos para lograr la continuidad en las tareas de investigación.
Vía: Antesala