lunes, 7 de abril de 2014

«La arqueología de investigación ha desaparecido pese a que es hacer historia».

«El conjunto epigráfico de Villalcampo es fundamental para conocer los enterramientos romanos».

José Antonio Abásolo, en el Museo de Zamora. // Foto: Emilio Fraile
José Antonio Abásolo, director-arqueólogo de La Olmeda, ofrece una interpretación de esta gran mansión del Bajo Imperio Romano hoy en el Museo de Zamora a las 20.00 horas, dentro de las conferencias promovidas por la presencia en la sala de exposiciones del espacio cultural de la muestra «El último viaje. Los ajuares funerarios de La Olmeda».
- ¿Por qué se caracteriza la villa de Olmeda?
- Es singular por la calidad de los restos que se conservan a lo que han contribuido que se ha construido un museo para protegerlo y exponerlo en condiciones. Además, es un lugar en el que un equipo muy experimentado excava desde 1969 hasta nuestros días prácticamente todo el año, lo que es algo muy raro. Muchos sitios se quedan en proyectos de villas porque para poder excavar en condiciones hace falta mucho tiempo y mucha inversión, mientras que se quieren ver resultados de manera rápida y tener un museo en dos años.
- ¿Ha sido laborioso transmitir esa filosofía a las instituciones?
- La Olmeda, a lo largo de distintas administraciones y de distintos responsables de cultura, ha tenido el denominador común de haber sido aceptada como la joya de la corona del patrimonio palentino. No está al lado de una carretera principal, no tiene estación de tren y sin embargo es un conjunto que registra una de las cifras más importantes de visitas de la comunidad con miles y miles de turistas al año.
- En la villa han descubierto una cifra significativa de enterramientos.
- Los cementerios son un capítulo importante. En virtud de las tumbas descubiertas, casi 700 y a los materiales asociados a los ajuares, puede decirse que hay un antes y un después en la arqueología debido a la investigación de La Olmeda. Por esa razón se ha llevado la muestra a Zamora porque en ella damos a conocer una parte de la villa que no se conoce tanto. Hemos aportado piezas originales y creado textos muy divulgativos.
- Quizá lo más conocido de La Olmeda sean sus mosaicos.
- En todos los lugares de la comunidad hay ejemplos muy interesantes, pero los de La Olmeda tienen la particularidad de ofrecer el mito de Aquiles descubierto por Ulises en el gineceo de Licomedes. El existente en el oecus o sala principal es uno de los mejor considerados del Imperio Romano. La conexión entre las artes de la antigüedad y La Olmeda no suele producirse habitualmente.
- Háblenos de la manera en que se realizó la musealización.
- Uno de los atractivos, a mi modo de ver, es que brinda la oportunidad de visitar unos restos que permiten conocer de una manera bastante fehaciente la vida de un aristócrata. La accesibilidad es muy buena, incluso para los discapacitados, para conocer los restos y los mosaicos. Cuando se inició la obra en 2005 tuvimos claro que la villa tenía que quedar comprendida, tanto la casa noble como los baños, en una estructura con pocos soportes para que fuera diáfana.
- ¿Qué líneas de actuación tienen en estos momentos?
- Convencidos de que la villa de La Olmeda, donde el señor impartía justicia o recaudaba impuestos, gobernaba sobre un territorio de un radio de 25 kilómetros estamos explorando otras zonas. En la villa vivía un aristócrata que al comenzar la decrepitud de las urbes disfruta de un buen vivir en la villa en la que, a decir de la cantidad de enterramientos, vivió un volumen importante de población. La villa tiene una superficie de 4.400 metros cuadrados de ellos 900 corresponden a los baños.
- Aludía a que han realizado excavaciones ininterrumpidamente. ¿Qué situación viven actualmente?
- Han bajado mucho y nos han afectado mucho en la universidad. Se está produciendo una rémora en la investigación española y ya hemos perdido su tren. La arqueología de investigación ha desaparecido y solo se practica aquella de emergencia por los descubrimientos generados por las obras públicas. En el campo de las investigaciones científicas de ámbito de las letras tienen menor repercusión en la vida de la gente, pero ningunear hasta el extremo de decir que lo que hacemos es una frivolidad... Este tipo de desdén me lo ha demostrado algún responsable de alguna institución. La arqueología no es ser Indiana Jones, la arqueología es hacer historia a través de la documentación que son las monedas o unas vasijas.
- Usted es un gran conocedor de los hallazgos romanos en la provincia de Zamora, sobre muchos de los cuales ha investigado. Como voz experta, ¿cuál sería la joya de la corona?
- El conjunto epigráfico de Villalcampo, muy compacto y de gran importancia para estudiar cómo eran los enterramientos en la época romana, sin pasar por alto el castro de Muelas del Pan.