lunes, 12 de mayo de 2014

Se llega a un acuerdo para restaurar el yacimiento argárico de La Bastida.

Una de las secciones del yacimiento argárico de La Bastida, en Totana (Murcia).
PP, PSOE e IU-Verdes han aprobado en una Asamblea Regional la iniciativa para restaurar y promocionar el yacimiento argárico de La Bastida, en Totana. Este yacimiento, declarado Bien de Interés Cultural en el año 2005, tiene un perímetro de 300 metros y una muralla de dos a tres metros de grosor y entre seis y siete metros de alto y cuenta con un arco que se ha conservado al completo y que es inédito en la prehistoria europea, según resaltó durante su alocución la diputada popular Ana María Aquilino.
La diputada del grupo parlamentario popular Ana Aquilino destacó el "enorme valor arqueológico y turístico del yacimiento argárico de La Bastida (Totana)" durante su defensa de la moción presentada por el PP para restaurar, conservar y promocionar este yacimiento arqueológico.
Aquilino, quien aseguró que "se trata del yacimiento más desarrollado de Europa en términos políticos y militares durante la Edad del Bronce (hace 4.200 años-2.200 a.C.)", puso de relieve la riqueza y variedad de los hallazgos arqueológicos encontrados en los últimos años, así como el importante sistema de fortificación, único en su época, descubierto en el año 2012.
Aunque los grupos de la oposición, IU y PSOE, hayan mostrado su acuerdo a que La Bastida se restaure y se proteja a nivel patrimonial, también  recordaron "la dejadez por parte del Gobierno regional hacia otros yacimientos de la Región" y esperan que también se tengan en cuenta a la hora de cuidarlos.
La Bastida se encuentra a seis kilómetros al noroeste de Totana, ocupando un cerro empinado en la confluencia entre la rambla de Lébor y el Barranco Salado. Fue el primer asentamiento argárico investigado y publicado monográficamente (1869). En la actualidad es uno de los más importantes de la prehistoria europea, en concreto de la llamada Edad del Bronce.
La Bastida constituyó el centro político y económico más destacado de la época de apogeo de esta sociedad, alcanzando en aquel entonces el estatuto privilegiado de centro urbano. Los trabajos muestran una auténtica ciudad de unos 40.000 m2 que, en su época de máximo esplendor, hace unos 3.800 años, estuvo habitada por unas mil personas.