jueves, 28 de agosto de 2014

Los neandertales ibéricos también comían palomas.

Hasta ahora, el consumo de aves se creía exclusivo del hombre moderno.

Recreación de un neandertal adornado con plumas de ave, en una imagen de archivo.
Los neardentales incluían a las palomas en su dieta habitual, práctica que hasta ahora se consideraba exclusiva de la conducta del hombre moderno. El hallazgo ha sido realizado por un grupo de profesores de la Universidad de Huelva (UHU) que investiga las grandes cuevas de Gibraltar como Gorham's y Vanguard.

Estas cuevas conservan un potente espesor de sedimentos, lo que permite desentrañar los hábitos y costumbres de los neardentales desde al menos 100.000 años antes de su extinción, hace unos 30.000. Según explican los investigadores, es un registro "único" que explica cómo se refugiaban y usaban estas cuevas, cómo recolectaban y consumían marisco, focas y otros mamíferos marinos, cómo cazaban grandes aves y las utilizaban para su adorno y tal vez simbolismo.

En esta ocasión, los investigadores han encontrado pruebas del consumo habitual de palomas, cuando, hasta ahora, la explotación sistemática de aves estaba considerada una práctica exclusiva de la conducta humana moderna y se había supuesto que los pájaros estaban fuera del alcance de las habilidades del pueblo neandertal.

"Encontrar una explotación intensa, regular y sistemática de este tipo de aves es muy importante, ya que los acerca aún más a nuestros propios antepasados", señala Clive Finlayson, director del Museo de Gibraltar y coautor del estudio que publica la revista 'Nature Scientific Reports'.

El estudio demuestra que en la zona mediterránea, donde existe una gran diversidad de recursos, los neandertales tenían una dieta regular variada y no exclusiva de mamíferos terrestres, como se ha sugerido durante mucho tiempo. A partir de estos resultados, los autores proponen que los neandertales podrían haber tenido algunas habilidades similares a los humanos modernos en cuanto a la obtención de alimentos.

Vía: ABC