sábado, 17 de octubre de 2015

Arqueólogos hallan 600 piezas del Paleolítico Medio en el yacimiento de la Cueva de Bedmar

Una veintena de técnicos y arqueólogos han hallado durante este verano 600 piezas en el paraje conocido como Cueva de Bedmar, en la comarca de Sierra Mágina, en Jaén

Arqueólogos hallan 600 piezas del Paleolítico Medio en el yacimiento de la Cueva de Bedmar
Una veintena de técnicos y arqueólogos han hallado durante este verano 600 piezas en el paraje conocido como Cueva de Bedmar, en la comarca de Sierra Mágina, en Jaén. Los resultados arrojan que en este paraje habitó un grupo de homínidos que dejaron multitud de restos y que evidencian que esta zona de la península estuvo habitada en el Paleolítico Medio, es decir, hace entre 40.000 y 100.000 años.

El Ayuntamiento de Bedmar ha promovido unas jornadas de difusión para dar a conocer en qué consisten las piezas que ahora se investigan para su catalogación y para poder delimitar la fecha de manera más concreta.

El presidente de la Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana, Cecilio Barroso, y José García, director de la intervención en Bedmar, han sido los encargados de dar a conocer estos hallazgos, además de explicar el modo de vida, las costumbres y "la problemática actual sobre los neandertales para saber por qué desaparecieron y cómo se extinguieron estos homínidos", tal y como ha explicado García en un comunicado informativo.

Los trabajos, que se han financiado con fondos, infraestructura y personal aportados por la Caja Rural de Jaén, el Ayuntamiento y la fundación, han conseguido sacar a la luz "alrededor de unas seiscientas piezas en su mayoría de industria lítica, o lo que es lo mismo, son las herramientas que fabricaban grupos humanos presumiblemente en el Paleolítico Medio, una cultura musteriense que está asociada a los neanderthales, para cazar principalmente", ha dicho García.

Entre los restos más destacables, figuran puntas de lanza y de proyectil, usadas presumiblemente para flechas y lanzas que podrían tener entre 40.000 y 100.000 años. Precisamente el Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana trabaja ahora en catalogar y estudiar estos restos para conseguir una datación precisa.

El arqueólogo director de los trabajos ha explicado que restos de este tipo "son bastante escasos en la península. En España puede que no lleguen a una treintena y en Andalucía son muy pocos los yacimientos de este tipo que estén excavados con metodología científica moderna. En la provincia de Jaén prácticamente es el único, junto a unas terrazas que se excavaron en la zona de Alcalá la Real. Pero allí era una zona más de cantera, porque los restos no evidenciaron que fuera un hábitat para estas comunidades".

Vía| Te Interesa | Europa Press
Imagen| Te Interesa | Europa Press