martes, 10 de noviembre de 2015

Cantos de sombra de Léopold Sédar Senghor

Tras 70 años desde su publicación, el libro de poemas de Léopold Sédar Senghor, sigue siendo un soplo de frescura

Poema, Mujer negra, de Cantos de Sombra
Léopold Sédar Senghor (Senegal, 1906_2001) fue el primer presidente electo de Senegal, el primer africano que impartió clases de lengua francesa en Francia y el primer ciudadano negro elegido como miembro de la Academia Francesa.

Se trasladó a París para estudiar, primero en la Sorbona, luego  en el liceo Louis-le-Grand, sito en el centro del Barrio Latino.

Durante su época de estudiante creó, junto al martiniqués Aimé Césaire y al guayanés Léon Gontran Damas, la revista L'Etudiant noir, en 1934. En esas páginas expresó por primera vez su concepto de la negritud, noción introducida por Aimé Césaire, en un texto titulado “Négrerie”. Fue el primer profesor «negro» que impartió clases de lengua francesa en Francia.

La esencia de la Négritude se ve reflejada en un título con doble significado. Está por un lado el canto como máxima representación de la tradición oral, sinónimo de poesía y de medio de comunicación, y por otro, la sombra del misterio, la inquietud y la sabiduría del continente africano.

En los 26 poemas que componen esta obra, el autor desgrana su experiencia vital, su concepto de la amistad, el amor por la mujer africana y por su tierra, engranados con los recuerdos de infancia. Todos estos poemas se combinan en una estructura libre e intuitiva que refuerza la idea sagrada del pueblo africano y el respeto a la tradición.

Como colofón una frase del autor, de su obra Como los manatíes van a beber al manantial, que transmite a la perfección el simbolismo de su poesía: El poema sólo se culmina cuando se hace canto, palabra y música a la vez.

Autora| Francisca Díaz Mateos
Vía| Afribuku
Imagen| Scontent