martes, 15 de marzo de 2016

Detectan en Trieste uno de los sistemas de fortificación militar más antiguos de Roma

Un equipo interdisciplinario ha localizado en Trieste uno de los sistemas de arquitectura militar romana más antiguo que se conoce

Posición del sistema de fortificaciones romanas de San Rocco
Un área conocida como San Rocco en Muggia, en el noreste de Italia, podría contener el secreto de los orígenes de Trieste, o Tergeste como fue conocida alguna vez, y proporcionar una valiosa información sobre la arquitectura militar romana temprana.

Un equipo interdisciplinario ha descubierto un yacimiento que muestra un sistema de fortificación militar romano, compuesto por un gran campamento central flanqueado por dos fuertes menores. El equipo de investigación cree que en este sitio, que se remonta a las primeras décadas del siglo II a. C., los romanos quizá pudieron sentar las primeras bases de la ciudad italiana de Trieste.

Según los expertos, las fortificaciones probablemente están relacionadas con el primer año de la segunda guerra de los romanos contra los Histri, en  el año 178 a. C., que narra el historiador Tito Livio.

El equipo está dirigido por los investigadores Federico Bernardini y Claudio Tuniz, del Centro Internacional de Física Teórica (CIFT) de Trieste, que han usado la tecnología del LIDAR (Light Detection And Ranging) y de la teledetección por GPR (Ground Penetrating Radar). El LIDAR permite generar imágenes precisas de las características de la superficie terrestre mediante un haz láser pulsado, mientras que el GPR permite la detección de las estructuras del subsuelo. Otras técnicas arqueológicas ayudaron revelar las cronologías relativas de los sitios.

Sistema de fortificaciones romanas de San Rocco
Los modelos digitales del terreno producidos a partir de los datos extraídos por el LIDAR, por un lado, revelaron un plano de las antiguas estructuras del lugar. Mientras que el GPR, por otro lado, desveló la presencia de una serie de estructuras enterradas en el sitio, entre las que posiblemente se incluían varios muros.

Según Bernardini, “el campamento de San Rocco incluía un área superior a 13 hectáreas, mayor que 13 campos de fútbol, que fue defendida por amplios terraplenes estratégicamente ubicados, muy cerca del protegido puerto natural del norte del Adriático”. Además, añade que “los materiales arqueológicos desenterrados y analizados en nuestro laboratorio datan la construcción en la primera mitad del siglo II a. C., que es cuando los romanos conquistaron Istria”. Se trata de un gran descubrimiento, para este investigador, porque estamos hablando de uno de los primeros ejemplos de arquitectura militar del mundo romano.

Tuniz, asimismo, explica que “el LIDAR está revolucionando los estudios arqueológicos, proporcionando nuevos métodos para encontrar antiguas estructuras aparecidas desde la prehistoria hasta la época romana, incluso en áreas que están totalmente cubiertas por árboles”. Este equipo de investigación ha sido capaz de desentrañar las evidencias arqueológicas de un período crucial de la historia de Roma en las fronteras de la República.

En el año 177 a. C., tras soportar dos campañas militares, los istrios fueron derrotados por los romanos. Augusto incluyó la región de Istria en las provincias italianas y creó allí una serie de colonias de legionarios veteranos, procedentes del sur de Italia, con la finalidad de romanizar toda la zona. Finalmente, encontramos que toda la península istria estaba totalmente latinizada en tiempos del emperador Constantino I el Grande.

Imagen| Blasting News