martes, 22 de noviembre de 2016

Bartolomé Matarana, un pintor genovés olvidado

La primera obra conocida fue la pintura del monumento que se levantó en la catedral de Cuenca, en el añov1578

Vista de la cúpula y bóvedas del Colegio del Patriarca con las pinturas murales de Bartolomé Matarana
Bartolomé Matarana, nació en 1573 y falleció sobre 1602. Fue un pintor que durante su trayectoria realizó pinturas tanto al óleo como al fresco y algunos modelos para las vidrieras.

En 1573, fue contratado por el conde de Priego como pintor y con un sueldo de doce escudos de oro al mes, pero no hay constancia de las obras realizadas. Sobre 1577, llegó a Cuenca y contrae matrimonio con Isabel Ortiz. Allí empezó a pintar retablos y pintura mural, y tanto los pinceles como la pintura se la traían desde Italia. La primera obra conocida fue la pintura del monumento que se levantó en la catedral de Cuenca, en el año 1578, y del que en 1579 doró el atril de los ministriles. Entre 1584 y 1589 pintó el arco que se erigió en honor a San Julián.

Retablo de la Trinidad, Colegiata de San Bartolomé, Belmonte
Junto con el entallador Alonso Serrano, comenzó el retablo de la capilla de Don Pedro de Resa en la iglesia de Montilla. A partir de 1578 realizó numerosos retablos, como el de Don Andrés del Peso o el hecho para el doctor Alonso de Villanueva. Sobre 1588, como pintor de imaginaría, acordó policromar numerosas esculturas como una santa Quiteria, y la caja donde estaba expuesta, y un arca para el Santísimo Sacramento para la iglesia de Escamilla.

A mediados de 1594, trabajó en la vidriera destinada a ornamentar el coro de la iglesia del Castillo y la pintura al fresco de la capilla real del convento de Nuestra Señora de Huerta Ariza. En 1597, se marchó de Cuenca y se instaló en Valencia, donde pintó la capilla del Real del Colegio del Corpus Cristi y hasta 1605 trabajó en los frescos del Colegio del Patriarca.

Vía| UCLM
Imagen| Wikipedia

No hay comentarios :