miércoles, 28 de diciembre de 2016

Fotografías enlatadas

‘60 segundos de Luz’ es el libro que recoge las fotografías de ciudades de toda Europa realizadas por Marinela Forcadell y Lola Barcia, las fotolateras

Imagen de '60  segundos de Luz'
A los 15 días de salir al mercado “60 segundos de luz”, el libro publicado por la editorial Canibaal, se agotó en las librerías y en un libro de fotografía actualmente esto no es fácil. Marinela Forcadell y Lola Barcia son las autoras de este libro que recopila un trabajo que llevan haciendo más de 8 años. Viajan acompañadas de un peculiar equipaje, más de 45 latas, en las que encierran los paisajes más llamativos de las ciudades que van recorriendo.

Se hacen llamar así mismas las “Fotolateras” y les gusta definir su libro como una especie de cuaderno de viaje que recoge las experiencias que van viviendo y que muchos han seguido paso a paso en el blog en el que van narrando su trabajo: ‘Fotolateras’.

A lo largo de los años han ido sufragando sus viajes a base de cursillos impartidos en diferentes sitios. Más que fotografiar ellas mantienen que cocinan imágenes, es lo suyo cada fotografía lleva un cuidadoso trabajo de estudio previo, el título del libro se debe a que 60 segundos es el tiempo que de media les lleva tomar cada fotografía, y esto en el mundo dominado por la fotografía digital es tomarse las cosas con calma.

Imagen de '60  segundos de Luz'
Lo primero es fabricar la cámara, lo hacen con latas, pero bien podrían ser otro tipo de envases o cajas de cartón, hay que pintarlas de negro por dentro y hacerle un pequeño orificio, el estenopo, de ahí el nombre de la técnica, estenopeica. Para sacar la fotografía se coloca papel fotosensible dentro de la lata y se tapa el agujero con una cinta hasta estar en el lugar que se quiere fotografiar, entonces se destapa el estenopo y se deja “cocinar la fotografía” una media de 60 segundos.

El resultado que se obtiene con todo esto son fotografías en blanco y negro de ciudades maravillosamente vacías, ya que para que algo quede impreso en esta manera de fotografiar tiene que permanecer largo tiempo ante el objetivo. Bolonia fue la primera ciudad en la que experimentaron, Madrid, Berlín, Nueva York, Valencia, Pekín…

Antes del libro sus fotografías han sido expuestas en diferentes lugares como elAtrium Gallery, de Londres, el Kowasa Gallery de Barcelona y el Arte Fiera de Boloña. Barcia, que estudió Bellas Artes, aunque no terminó la licenciatura, se ha especializado en buscar el enfoque adecuado, mientras Forcadell, que dejó el mundo del marketing para dedicarse plenamente a la fotografía, es la que calcula los tiempos de exposición.

En estos tiempos de prisas y rapidez está bien conocer un trabajo hermoso, realizado con calma y que además aporta una visión única del mundo que habitamos.

Imagen| Fotolateras